BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

jueves, 17 de diciembre de 2009

#Capitulo5: Instituto

-¿Bianca?.-dijo una voz, empecé a alzar la cabeza lentamente y al ver de quien se trataba los ojos se me abrieron como platos y detuve mi respiración bruscamente...
Esto tiene que ser una broma, pensé. ¿Quién demonios era tan cruel para hacerme eso justo en este momento?, ni siquiera podia articular palabra solo lo miraba fijamente y el a mi preocupado.
-¿Estás bien?.-pregunto Chace mientras se agachaba y se ponía en cuclillas para observarme más de cerca, acaso ESTE CHICO ESTABA LOCO? DESEABA LA MUERTE O ALGO ASI?, ya no sabía cuánto tiempo más podría soportarlo y estaba segura de que si hablaba terminaría respirando y perdería el control, otra vez. Pero tampoco podia quedarme hay como idiota sin almenos decirle “hola”.

Decidi que le hablaría y trataría de no respirar pero si llegaba a sentir que no aguantaría por mucho tiempo me largaría del lugar, aunque lo que no lograba entender aun era como no había sentido ninguna de estas horribles sensaciones cuando lo vi y hable con el por primera vez.

-¿Qué haces aquí?.-murmure muy bajo casi sin despegar los labios.
-con que si hablas?, pensé que te habías quedado muda o algo así, y en respuesta a tu pregunta, estudio aquí.-dijo como si fuera demasiado obvio. Yo solo asentí, pero luego lo pensé bien, estudio aquí, esas fueron sus palabras, oh genial realmente genial un humano más con el cual tener que controlarme, aunque de alguna forma me aliviaba que él estuviera aquí.

-Bianca, seguro estas bien?, no nos conocemos demasiado pero te recordaba un poco menos callada.-dijo mirándome fijamente, yo hice lo mismo y le lance una sonrisa forzada, que él me devolvió aunque le dé al almenos no pareció antinatural, pero luego su expresión cambio y me miro extraño.-rayos Bianca.. Tus ojos..
Sentí que me congelaba en ese momento, ¿acaso estaba sufriendo alguna transformación o algo así? Gire bruscamente mi cabeza.
-¿Qué ocurre con ellos?.-sentí que mi garganta casi se había secado por completo.
-Son diferentes a la última vez.
-cambian.-fue lo único que pude articular, la vos se me quebró. Ya estaba a punto de levantarme de ahí e irme muy rapido hasta que la escuche...

-¡BIANCA!-grito mi hermana que se acerco rápidamente hacia nosotros pero al pasar junto a Chace ambos se miraron fijamente con... ¿odio?, no lo creo, ni siquiera se conocían. Note también como parecieron tensos pero luego Amy desvió la mirada de el hacia mi cautela.
-debo irme Bianca, hablaremos luego.-dijo chace, que no me dejo ni siquiera asentir cuando ya había desaparecido por el pasillo..
-Puedes respirar.-dijo ella mientras observaba con cautela todo nuestro alrededor.
Obedecí a lo que me decía y me sentí tan aliviada que casi moriría, si es que eso fuera posible.
-No lo entiendo.-murmuro Amy.
-No entiendes qué?.- pregunte con voz ronca pese a tener la garganta tan seca y ahora que lo pensaba también estaba un poco mareada.
-¿Cómo no lo mataste Bianca? ¿Cómo aguantaste por tanto tiempo?.-me miro severa.
-¿acaso eso.. Estuvo mal?.-musite un poco nerviosa por su mirada.
-NO, claro que no, es solo que.. no comprendo tu resistencia estando tan nueva en todo esto.-dijo mirando a la nada.
-¿Quién era ese chico y que hacías con él?-dijo ella con exigencia en la voz, estuve a punto de reir nerviosamente hasta que alcé la mirada y vi su rostro, se veía tan.. inexpresiva que casi daba miedo.
-su nombre es Chace.-respondi.
-¿Chace qué?
-no lo..se.-dije un poco avergonzada, ahora que lo pensaba ni siquiera sabía su apellido.
-¿Estabas con un chico al que ni siquiera conoces bien?.-dijo alterada, ¿Qué demonios sucedía a Amy? Ella no solía ser así.. Además yo no veía aquello tan grave, no era un delito ni nada parecido.
-Amy tu..
-Ten-dijo mientras me lanzaba algo que saco de su cartera, ¿un termo?, lo tome y lo observe extraño.
-tómalo, es sangre.-dijo tranquila, en cambio a mí se me abrieron los ojos como platos.-¿Qué? Lo necesitaras a menos que quieras que te vuelva a pasar lo de hace rato y esta vez no te puedas controlar tan bien como lo has hecho en anteriores ocasiones.-dijo indiferente, así que me lo coloque en la boca y lo bebí todo en menos de quince segundos.
-vaya.. Se nota que lo necesitabas.- pareció divertida pero aun podia notar que seguía ¿molesta? ¿Por qué?..
-Regresemos a clases, estamos un poco atrasadas.. ten.-dijo mientras me tendía una especie de horario.-son todas tus clases.

Yo asentí y me dirigí hacia la que según decía mi horario era informática-salón 304.
Cuando estuve frente al salón ya todos estaban dentro, así que sopesé la idea de irme y entrar a partir de la siguiente pero antes de que pudiera hacerlo la puerta se abrió y una mujer rubia de unos 37 años me sonrió amigablemente y dijo “adelante”.

Lamentablemente me hizo presentarme frente a todos, que me miraron como si jamás en sus vidas hubieran visto a un alumno nuevo.
Luego de mi vergonzosa “presentación” ante todos la profesora me indico que me sentara, el único asiento disponible que vi fue junto a una chica pelirroja que se encontraba en la última fila y que extrañamente no me observaba irritablemente como todos los demás.

Me senté junto a ella a una distancia considerable ya que no quería pasar por lo de hace rato nuevamente, di gracias a dios que Amy me hubiera dado esa.. Sangre, si no quien sabe que abría pasado.

Durante la clases trataba de prestarle atención a la profesora pero me resultaba tan molesto que todos me miraran, en lo único que podia pensar era en todo esto que me estaba pasando es decir en cierta parte parecía totalmente irreal y también era realmente catastrófico, pero ya no podia quejarme, después de todo no había marcha atrás yo había sido la que había presionado a Amy para que me trajera a este lugar, fui yo quien tomo esa decisión así que ahora no había espacio para arrepentimientos tontos.

Sentí unos ojos clavados en mi muy de cerca, gire la cabeza muy levemente hacia la chica que se encontraba a mi lado que al darse cuenta que la miraba giro su cabeza de nuevo hacia sus cuadernos, me pareció un poco extraño pero no le di importancia, ya que de alguna manera me sentía “bien” por haber podido retenerme durante tanto tiempo, algo que según Amy debería ser imposible para .

Cuando al fin la profesora indico que podíamos salir empecé a recoger mis cosas muy lentamente y ¡oh dios! No había entendido nada de la clase, mejor dicho ni siquiera sabía sobre qué demonios había hablado.

-Nada importante solo dijo lo que haríamos durante todo el curso.-dijo la chica junto a mí. La mire con los ojos abiertos como platos, como rayos ella había..?.. Acaso había leí..?. Sacudí la cabeza y me dije a mi misma que debía dejar de pensar cosas tan estúpidas.
La chica mi miro nerviosa y luego desvió la mirada.
-soy Bianca,y eh gracias.-dije tratando de ser amable.
-Creo que eso ya todo el mundo lo sabía, eres algo así como el centro de las conversaciones del momento.-dijo ella riendo yo también lo hice.- soy Rouse.
-Oh bueno es un placer Rouse.-dije con la mejor sonrisa que me salió en ese momento.-oye..-empecé pero no pude terminar..
-No deberías gastar tu tiempo en perdedoras como ella.-dijo una voz detrás de mí.
Me gire y..

3 comentarios:

**Marta** dijo...

de que se conocen la hermana y Chace umh
siento mucho no haber comentado ni escrito antes sorry
escribe pronto
besos

Susy dijo...

amo tu historia :D.. pasate x la mia! :D .. http://charlotte-otrahistoriaquecontar.blogspot.com/ comenta xfas! soy nueeevisimaa en esto! ^^ bsos

andree*a dijo...

wauu me encantó, en seriio me gusto mucho que digo muchisimo!!!
tienes que segui con la historia, no me dejaras con la intriga verdad? jeje cudiate mucho!!
espero con ansias el new capii =)
xaoo y feliz año nuevo =)
pasate x mi blg cuando puedas, te espero encantada =)http://mihistoriahechorealidad.blogspot.com/
espero tu opinion =)

andre*a